+34 96 331 81 10

Las carillas dentales iluminan las sonrisas

A partir de los años 80, sonreír se hizo más sencillo con la invención de las carillas dentales. Una carilla es una capa de material que se coloca sobre el diente para mejorar su apariencia así como para proteger un diente dañado.

Como es de imaginar Hollywood acogió este nuevo procedimiento muy rápidamente. Repentinamente todos los actores parecían tener los dientes perfectos y blancos. Las carillas dentales fueron aceptadas rápidamente debido a que el procedimiento era relativamente simple. Primero, se tomaba una impresión de los dientes del paciente y se enviaban al laboratorio. Semanas después el paciente ya tenía una sonrisa de un millón de dólares. Las carillas dentales se hacen de dos tipos de materiales, composite y porcelana. La carilla de composite se crea directamente sobre el diente. Mientras que la carilla de porcelana se adhiere al diente utilizando un cemento como adhesivo. Comparados con otros procedimientos de la época, las carillas dentales parecían mágicamente poco agresivas para el diente y se hacían en relativamente muy corto espacio de tiempo.

A pesar de las ventajas, las carillas dentales tradicionales tienen sus inconvenientes. Por ejemplo, durante el periodo de tiempo transcurrido entre la primera visita al dentista y la visita en que se colocaban las carillas, la gente se quejaba del aumento de sensibilidad que sentía ante la comida o los líquidos calientes y fríos. Esto es debido a que las carillas tradicionales por lo general requieren tallar la capa superior del esmalte. Pero la tecnología ha avanzado rápidamente desde la introducción de las carillas dentales allá en los 80.

En la actualidad tenemos las LUMINEERS extra finas que no requieren tallar los dientes. Las LUMINEERS son unas carillas dentales más finas y más fuertes que sus predecesoras, lo que permite que LUMINEERS se puedan añadir directamente al diente con una mínima preparación. Debido a que no es necesario tallar el diente o eliminar esta capa del esmalte la estructura original del diente permanecerá intacta y no sufrirá ningún daño permanente. LUMINEERS se diseña y fabrica exclusivamente en los laboratorios DENMAT y son las únicas carillas que se ha comprobado que duran más de 20 años. Por lo tanto no acepte sustitutos. Pida al dentista LUMINEERS por su nombre.

Uso de cookies

"Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies." política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies